Home / Noticias / Soda Stereo, “El Último Concierto”: los detalles del histórico recital marcado por el “Gracias totales”

Soda Stereo, “El Último Concierto”: los detalles del histórico recital marcado por el “Gracias totales”

El 20 de septiembre de 1997, el famoso trío cerró su gira ante una multitud. Detalles del gran acontecimiento en el que Cerati, Alberti y Bosio dijeron adiós en el Monumental.

Fue un recital especial tanto para los integrantes de Soda Stereo como para los fans. Después de casi 15 años de historia, con discos exitosos, giras interminables por Latinoamérica, y la consagración, el trío afrontaba el final. Consolidados como uno de los grupos más importantes a nivel nacional e internacional, Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti decían adiós ante una multitud.

El 29 de junio de 1995, la banda presentó Sueño Stereo, un álbum que tenía temas como “Ella uso mi cabeza como un revolver” (el video se quedó con el Premio MTV de la Gente de 1996), “Zoom”, “Disco eterno” y “Paseando por Roma”, entre otras. Al año siguiente, en septiembre, vio la luz Comfort y música para volar, con la presentación en el Unplugged de MTV.

A comienzos de 1997, los rumores de la separación tomaban fuerza. Había incertidumbre en el entorno de la banda. Cerati viajó a Londres a producir el disco de la cantante chilena Nicole, mientras que sus compañeros mantuvieron el bajo perfil. La noticia se confirmó el primero de mayo a través de un comunicado que decía: “Soda Stereo confirma su separación, resuelta de común acuerdo. Pronto se anunciará la fecha de la realización en un estadio de la ciudad de Buenos Aires el último show de la carrera del grupo. Firmado: Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti”.

Al día siguiente, Cerati publicó una carta en el Suplemento Sí de Clarín. “Últimamente diferentes desentendimientos personales y musicales comenzaron a comprometer ese equilibrio”, escribió el músico.

Cómo se armó la gira de despedida de Soda Stereo

En junio de 1997 se dio a conocer las fechas de un pequeño tour que pasó por México, Venezuela, Chile y el gran cierre en el estadio de River. “Tuve la idea de hacer una gira. Me pareció que teníamos que separarnos en buenos términos y teníamos el deber de avisar a nuestras familias y a los fans. Gustavo estaba en contra. Fui el promotor. Lo convencí y le gustó hacerlo”, le contó Charly Alberti a La Viola hace unos años.

Dentro de la dinámica de trabajo que tenía el grupo, los ensayos ocupaban un lugar de importancia. Había que preparar cada detalle del repertorio junto a los músicos invitados, sin dejar ningún detalle técnico librado al azar. “Nos juntamos en nuestra sala y nos dedicamos a preparar un gran concierto. Queríamos que la gente se llevara el recuerdo de haber estado en un show inolvidable y desde el punto de vista musical la banda estaba increíblemente intacta”, describió Zeta Bosio en su libro “Yo conozco ese lugar”.

En medio de los preparativos, el grupo entró al estudio para grabar una versión de un tema de Queen, “Some Day One Day/Algún día”, para un disco homenaje a la banda británica, que resultó ser la última canción registrada por el trío en un estudio. En aquellos días también tenían en mente participar de un tributo a Kiss, pero quedó en el tintero. La canción elegida había sido “Beth”, un clásico del grupo estadounidense.

La sala de Soda comenzó a quedar más chica. Cada uno de los músicos tenía un despliegue bastante importante de equipos. Estaban los teclados de Tweety Gónzalez y el set de percusión de Andrea Álvarez, más los otros artistas invitados para la despedida. “Nos faltaba espacio y trasladamos las sesiones a la discoteca Dr. Jeckyll (antes Prix D`Ami.) que tenía un salón inmenso donde terminamos el trabajo previo a la gira. El ensayo final fue movilizador y definitivamente emotivo, sabíamos que se trataba del último de la banda después de tantos años”.

“Fui convocada como todos los que participamos en la historia de la banda. A mí me tocó “La cúpula”. Lo que planearon fue una tarima con ruedas y se ubicó bastante adelante. En esos shows tan grandes se te va el contacto con la gente, estás medio adentro y medio afuera”, resaltó Álvarez. “En ese momento no hacía nada, había sido madre y hacía un año que no tocaba. La canción fue totalmente distinta y me gustó mucho”.

Soda arrancó la gira en la Ciudad de México (30 y 31 de agosto de 1997) en el Palacio de los Deportes con Julieta Venegas y Azul Violeta como artistas de apertura. El 2 de septiembre fue el turno de Monterrey. El 6 pasarían por Caracas, Venezuela, con Aterciopelados y Zapato 3 como bandas soportes y el 13 en Santiago de Chile, en el Estadio Nacional, con Sien y Solar de invitados.

El 20 de septiembre fue el turno del último show, en Buenos Aires, ante un estadio de River colmado. Tumbas, Avant Press y Santos Inocentes fueron las bandas que arrancaron la despedida del famoso trío. “Cuando subimos no se escuchaba nada. Después se escuchó mejor y vimos toda esa gente. Sentí la sensación de estar en un living gigante. Estábamos muy metidos con la idea de telonear a Soda Stereo. Era tomar consciencia que se estaba acabando una década”, recordó Leo García, exguitarrista y cantante de Avant Press.

Gustavo Cerati: “En Buenos Aires me despido con Soda una vez sola”

El armado en River fue a gran escala: 200 mil watts de sonido, 350 artefactos de iluminación, una enorme pantalla de video y de proyecciones. “Gustavo decidió hacer un sólo River, por ahí se podía hacer más shows. Él dijo ‘de Buenos Aires me despido una vez sola’. Por ese motivo, el escenario se corrió 15 metros para atrás, siempre se pone el escenario sobre el arco, y no me dejaron poner algunos equipos. Fue el show que más entradas vendió en River para una sola función”, dijo a La Viola Adrián Taverna, encargado del sonido de Soda Stereo.

“Fue muy movilizador. Era una época análoga, en cada lugar era diferente, las consolas los sistemas de sonido, las medidas de los estadios. Para ese show hice traer un equipos de Brasil “, agregó.

A las 22.35, Gustavo, Zeta y Charly se pararon ante la multitud. Tweety González, Alejandro Terán y Axel Krygier fueron los invitados para cada uno de los recitales. Pero, el emotivo final, contó con la presencia de Richard Coleman (casi un cuarto Soda), Andrea Álvarez y Daniel Sais.

“Llegó la hora, el minuto, el segundo, el instante. Supongo que tienen sed ¡Soda Stereo, Buenos Aires, Argentina!”. Con estas palabras Gustavo Cerati comenzó el último show. Sonaron los primeros acordes de “La ciudad de la furia” ante el delirio de 70 mil personas. “¿Están preparados para una noche larga?”, preguntó el cantante. Y la verdad que lo fue.

Un día antes del show en River, Cerati le contó al Suplemento Sí de Clarín que había sentido el grupo en la gira: “La idea detrás de este show era desperdigar un poquito el pasado y no buscar una situación cronológica, tampoco sumergir mucho el show en nostalgia, si se hundía un poco en baches, sacarlo enseguida, porque todo esto tiene sentido de futuro”.

Charly Alberti, con la camiseta de la Selección

“El 20 de septiembre fue un día extraño. Empecé el show muy triste pensando que cada tema que terminaba no lo iba a tocar más. No sabía que existiría un 2007 (La gira me verás volver). En un momento pude cambiar la energía y disfrutar del show. En el último recital me puse la camiseta de la selección Argentina, por todo lo que significó esta banda que cambió la historia. Es de la Argentina y necesitaba hacer es”, recordó Charly Alberti.

Gracias totales, una marca registrada del rock argentino

“La frase es mágica. Son esas cosas que ocurren sin que nadie pueda adivinar el alcance y hasta dónde va a llegar algo dicho no 100% improvisado porque seguramente Gustavo lo ensayó en la sala o en la casa o en la cabeza. Quedó pegada al corte de difusión y al videoclip de “De Música Ligera” así que se repitió una y otra vez en las radios y los canales con el video y no quedó solamente en la memoria de los que estábamos en River”, definió Marcelo Fernández Bitar, biógrafo de Soda a La Viola.

Pasan los años y la frase “Gracias totales” tomó mayor fuerza. Son muchos los que agradecen de esta forma en la vida cotidiana. El periodista y escritor contó que habló varias veces con Cerati sobre la repercusión que tuvo la célebre expresión: “Gustavo no imaginaba el alcance que podía tener. Ellos no tenían dimensión de lo que podía suceder con la grabación del recital, con las frases dichas entre tema y tema, y con la despedida. Quedó ‘Gracias totales’ como una marca registrada, como una frase inmortal del rock argentino y una de esas cosas que ocurren en el concierto y que la gente de una manera inexplicable lo abraza, lo repite y lo toma como propio”.

“El último concierto”, una histórica transmisión por internet

“Los que no puedan ir a River el sábado a ver el recital de despedida lo podrán seguir desde su casa a través de la computadora”, describió un comunicado. Fue la primera vez que en Latinoamérica se transmitió un recital por internet a través del sitio de Soda.

La nota destacó que “con un modem de 28.8 Kbps, el mundo podría seguir cada detalles del recital”. Pero por la gran demanda, la transmisión tuvo problemas: se había reservado un espacio para 15 mil navegantes y muchos se quedaron con las ganas. Lo tuvieron que seguir por radio. Charly Alberti fue el mentor y productor de la transmisión webcast, en una plataforma Microsoft NetShow, un producto que se había lanzado al mercado estadounidense dos meses antes del recital.

Soda Stereo publicó online el histórico “Último concierto”, con un documental y material extra

En abril de este año, la banda anunció la salida del histórico DVD llamado “El último concierto” en el canal oficial del trío en YouTube, con los videos de las canciones y extras con entrevistas y un documental de la histórica gira. Además, se podrá ver una entrevista al director Alfredo Lois que no estaba subida y extras como un documental filmado en México, Venezuela, Chile y Argentina.

“En la ciudad de la furia”, “Juego de seducción”, “Persiana americana”, “Cuando pase el temblor” y “Sobredosis de TV” son algunos de los temas que se podrán disfrutar, más la célebre versión del tema “De música ligera”. “No hubiéramos sido nada sin ustedes y toda la gente que estuvo con nosotros desde el comienzo, gracias totales”, esas últimas palabras de Gustavo Cerati “suenan a la distancia”.

Fuente: La Viola

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA