Home / Noticias / Se presentó la reedición en vinilo del disco “Metegol”, de Raúl Porchetto

Se presentó la reedición en vinilo del disco “Metegol”, de Raúl Porchetto

El Instituto Nacional de la Música dio a conocer la reedición remasterizada del emblemático álbum lanzado en 1980.

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) presentó junto a Raúl Porchetto la reedición remasterizada de Metegol, uno de los discos más emblemáticos del histórico músico del rock nacional, que pertenece al catálogo recuperado del Music Hall.

El músico estuvo acompañado por Pablo Guyot y Alfredo Toth, quienes junto a Willy Iturri, fueron la base de aquel recordado álbum que hoy vuelve a las bateas, remasterizado y con nuevas fotografías.

Teníamos todo un concepto de producción y de sonidos, teníamos la idea de la tecnología y salíamos a tocar porque estábamos convencidos de que queríamos hacer con ese sonido, que era muy diferente a lo que se escuchaba en ese momento, que era muy bueno, pero era todo un cambio que se estaba dando”, afirmó Porchetto sobre las particularidades del disco editado en 1980.

Por su parte, Diego Boris Macciocco, presidente del INAMU, dijo que “uno como oyente recuerda en esas encuestas que se hacían en aquellos años, como la de la revista Pelo y algunas otras, en donde salió votado ‘Mejor Disco del Año’, ‘Mejor Tema del Año’, ‘Mejor Tapa del Año’… Era muy impresionante eso porque era votado por los propios músicos, era un reconocimiento de los colegas. Poder hoy hacer una edición en vinilo en una calidad realmente increíble, producto del mérito de Gustavo Gauvry en la masterización, Eduardo Marcé en producción y de Rubén Andón, que ha cedido gentilmente las fotos y la gráfica para esta edición, la verdad que es un orgullo para nosotros”.

Metegol entra

Este disco representó un adelanto en el rock hecho en nuestro país hasta el año 1980, cuando fue editado. Con una impronta moderna, con influencias de la new wave y el Hi-Fi, tendencias estéticas de la época, y sus criterios de producción, luego encontrarían su similitud en obras también claves pertenecientes a Gustavo Santaolalla, Virus, Charly García, León Gieco y otros.

En Metegol se reuniría por primera vez el gran trío de apoyo conformado por Pablo Guyot, Alfredo Toth y Willy Iturri, que luego volvería a brillar con Charly García, y posteriormente establecidos ya como la emblemática banda GIT.

Lo mencionado potenció estas grandes composiciones de la pluma de Porchetto, ya en esos años, uno de los mejores autores de la música hecha en Argentina. Empezando por la canción que da título al disco, siguiendo por “Aquí el Planeta” o “Cruzando Buenos Aires”, y terminando en “Truenos y Rayos”, pero sin dejar pasar una canción que sería emblema en años posteriores: “Algo de Paz”, que simbolizaría la resistencia al conflicto bélico con Inglaterra por las Islas Malvinas, pero también fue un bálsamo en años duros de la dictadura entre los años 1976/1983.

Metegol llegó a obtener la distinción de Disco de Oro, y fue elegido en encuestas por medios especializados, colegas músicos y por el público como Disco del Año 1980.

En esta reedición, el arte gráfico, realizado en base a fotografías de Rubén Andón, replica el original pero con la novedad de incluir también un insert con fotos de la misma sesión que nunca fueron vistas por el público, sumando una motivación más para la realización de esta reedición especial en vinilo.

Sobre el catálogo recuperado de Music Hall

“Hoy es algo muy importante para nosotros por esta obra, pero hay que resaltar el inmenso capital artístico que significa que este catálogo se haya recuperado”, dijo Porchetto.

En cuanto a las licencias que se están entregando, las cuales posibilitan la reedición de estos históricos álbumes de la música argentina, Diego Boris remarcó: “La historia nos puso en el lugar de poder recuperar un catálogo muy importante, de una herencia cultural increíble, y qué mejor que sean los propios músicos los que administren los fonogramas”.

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) recuperó el histórico catálogo discográfico que perteneció a Sicamericana, sociedad anónima que se desempeñaba comercialmente a través de los nombres Music Hall, Sazam y/o TK.

Este catálogo, que cuenta con más de 2.500 discos nacionales, estuvo paralizado dentro de un proceso judicial de quiebra desde 1993. A partir de ese año, y hasta la acción del INAMU, los discos estaban imposibilitados de ser reeditados, impidiendo también que se generen recursos económicos para sus intérpretes, pese a que ellos fueron quienes realizaron esas grabaciones.

Infobae

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA