Home / Noticias / Parrillas enrollables y una gran solución creada por un córdobes

Parrillas enrollables y una gran solución creada por un córdobes

Comer un asadito al lado del río ya no será problema. Un herrero cordobés fabrica parrillas enrollables y es la solución más acertada para comer un chori con los piecitos en el agua.

¿No tenés espacio en el baúl del auto? ¿Te vas al río en bondi? Maestro, ya no tenés excusa para hacer un asadito “a domicilio”.

A este cordobés de Villa Allende, la idea se le ocurrió cuando un amigo que vive en Nueva Zelanda le mostró una parrilla similar a las que ahora fabrica. “Me la mostró y se me ocurrió hacerla para mí. Le modifiqué algunas cosas porque no era toda realizada en hierro, las patas eran de otro material y se abrían diferente. Era menos estable. Le fui haciendo modificaciones y me hice una para mí”

Y sigue: “Al final, esa primera que hice no me la quedé porque me hacía falta plata. Después hice un par más y subí un video a Facebook, que tuvo cerca de 800 mil reproducciones. Después mejoré el video, hice una página de fans y la parrilla fue un furor. ¡Cada vez tengo más pedidos!”.

La idea es fantástica y el formato de la parrilla muy útil. Ideal para dejarla en el auto o transportarla como mochila, tiene un peso aproximado de cinco kilos (el kit completo). El material con el que están hechas es hierro liso de herrero de seis milímetros. “Las primeras que había hecho tenían las soldaduras de un solo lado, pero después las empecé a soldar de los dos lados y a ponerle a las patas dos varillas para que quede más reforzada. Hasta ahora de todas las que he hecho nunca tuve un reclamo”, aclara el herrero.

Lista para asar. Oliva ya tiene las herramientas adaptadas para hacer las parrillas a medida (75 por 45 centímetros), pero también ha hecho otras más grandes. Trabaja a pedido y sólo basta un uso para que la parrilla quede curada. “En general, a las parrillas hay que hacerle un curado. La primera vez que se usa hay que ponerle mucho fuego abajo y engrasarla (con la misma grasa de la carne) para que no se oxide el hierro. Después se sigue curando con el resto de los usos, por eso es bueno hacer asados bien seguido”, dice entre risas Juan.

Y continúa: “Es mejor no limpiarlas. Hay que ensuciarse las manos. Muchos la ponen en una bolsa de nailon, tipo consorcio, y las guardan así”.Con pedidos de Uruguay y Bolivia, la parrilla enrollable se está convirtiendo en el objeto estrella. Vos, ¿ya la encargaste?

parrilla_0

Kit parrillero, $550. El kit incluye una parrilla enrollable, una palita y un atizador; todo en una bolsa de lona con cordón. La medida de la parrilla es de 75 centímetros de largo por 45 de ancho. El peso total es de aproximadamente cinco kilos; es transportable y muy fácil de armar.

Cómo contactarte. Juan Ignacio Oliva trabaja por encargo. Si querés tu parrilla enrollable, buscalo en Facebook.

 

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA