Home / Noticias / Duki hizo vibrar el estadio de River, repleto, en una noche histórica para la música urbana

Duki hizo vibrar el estadio de River, repleto, en una noche histórica para la música urbana

En un Monumental colmado, el artista apareció con un nuevo look con trenzas y vestido totalmente de negro, en un escenario que simula ser Marte u otro planeta.

El show comenzó con 15 minutos de retraso. Duki abrió su presentación con Givenchy y pudo completar el tema, pero no tuvo la misma suerte con el segundo, Otro Level, que debió interrumpir debido a empujones y la necesidad de retirar a varios fanáticos por malestares físicos, incluyendo desvanecimientos. A pesar de los esfuerzos de los organizadores por proporcionar agua al público, no fue suficiente para apaciguar la intensidad del calor agobiante.

Además, se produjeron algunos enfrentamientos entre fanáticos que incluso llegaron a los golpes, lo que llevó a la intervención de los equipos de seguridad. El artista solicitó encarecidamente que se permitiera el paso a las personas que se sentían mal para poder continuar con su espectáculo.

Una vez que el ambiente se tranquilizó, el rapero más joven en llenar el estadio continuó su presentación con Tumbando el Club.

El fuego fue protagonista en distintas partes de las canciones luego de cantar con Rei “Pintao”.

En un momento, entre tema y tema, le dedicó unas palabras al público: “El arma más fuerte que tiene el argentino es que son soñadores y eso nos hace fuertes”.

Y siguió: “Yo no me voy a hacer el rockstar, el John Lennon, el Slash, yo soy Mauro Ezequiel Lombardo y soy igual que todos ustedes. Les estoy agradecido a todos ustedes porque me eligieron, muchas gracias por darme este lugar. Voy a vivir en Argentina hasta el puto día que me muera“.

Después de eso, habló sobre la tristeza y expresó: “La gente percibe la tristeza como algo negativo, pero no lo es. Es algo que nos fortalece. Si estás triste, hablá de ello. Yo soy hombre y he llorado desde que nací, y eso me hace fuerte. Aquellos que creen que está mal llorar son unos cobardes y carecen de valentía. Si alguien los llama cagones por llorar, ustedes respondan: ‘Vos sos un cagón por no querer mostrar tus emociones, gil’“.

Poco después, el trapero comenzó a interpretar Como si no importara, en solitario, pero enseguida ingresó al escenario su pareja, Emilia Mernes. Con miradas que expresaban profundo amor y admiración, concluyeron el tema con un beso, y la artista agradeció al público por “brindar tanto cariño” a Duki.

La presencia de Emilia no fue la única sorpresa, ya que una vez concluido el emotivo dúo, se unió Khea para interpretar Wacha y Hit Boy. Y antes de una pausa, el estadio de River vibró al ritmo de Aerobico Remix con Bhavi, Milo J y LIT Killah.

Apenas pasadas las 20.30, y un ratito antes de la hora pactada para el arranque del show, la cancha de River repleta vibraba a la espera de Duki, en una noche histórica para el trap. El cantante de 27 años estaba por iniciar el primero de sus dos conciertos en el Monumental, con localidades agotadas.

De esta manera, el mismo artista que el año pasado llenó Vélez cuatro veces reafirma su enorme poder de convocatoria y se convirtió en el argentino más joven en lograr agotar el aforo completo del estadio.

En una noche que marcará un hito para el trap argentino, varios artistas de la escena ambientaron al público antes del show de Duki.

La velada comenzó a las 19 con las presentaciones de los raperos CNO y Klan, quienes fueron invitados exclusivamente por el protagonista, ante un Monumental que se iba llenando progresivamente. Más tarde, a las 20, Acru, amigo personal de Duki, entusiasmó a los fans del género, provocando que saltaran y movieran las manos sin parar al ritmo de la música.

Con una temperatura de 26° y el lugar abarrotado, el público empezó a lanzar vasos de agua hacia arriba para combatir el calor en Nuñez. Faltan 20 minutos para la aparición de “El Duko”.

Duki, “El Duko” o Mauro Mauro Ezequiel Lombardo, fue el primer artista del trap en llegar a un estadio de fútbol y ahora repite la hazaña en una cancha más grande -una producción conjunta de DF Entertainment y Dale Play-, demostrando la popularidad del estilo musical que muchos siguen pensando que es una moda pasajera y en realidad no para de crecer y exportarse.

“Creo que la magnitud de llenar un estadio es una prueba de legitimidad, de amor y de respeto,” dijo antes de aquellos Vélez..

Respecto a este nuevo desafío, según comentó en una conferencia de prensa del jueves pasado, “hasta hace un par de días estaba bien, pero cuando entré al estadio fue loco, porque entendí lo que significa River a nivel hito. Para mí River es mostrarle a la gente cuánto maduré, cuánto mejoré”.

Duki viene de presentarse en su primera gira norteamericana completamente agotada con shows potentes en ciudades como New York, Chicago y Miami. Durante junio y julio estuvo girando por España con fechas especiales en Asturias, Bilbao y Madrid, ante más de 250 mil fans.

A mitad de este año lanzó su último discoAntes de Ameri, que presentó de sorpresa en sus redes sociales: “Mis diablas y mis diablos, acá les habla el Duko. Quería informarles que la Misión Apollo 13 falló. Sin embargo estamos a punto de iniciar un programa nuevo, este programa se llama Ameri. Pero quería dejarles un regalo antes de partir”.

Antes de Ameri contó con las colaboraciones de artistas como Jhayco, Quevedo, Lucho SSJ, WE$T DUBAI, Akapellah, Neutro Shorty, Micro TDH, C.R.O y Salastkbron.

Lo definió como un álbum de trap. Según sus palabras: “Este disco se escucha entero de principio a fin, está todo conectado, y fue armado con el propósito de que la experiencia sea el disco entero, no canción por canción”.

En cuanto al año que viene, en 2024 Duki se volverá a reencontrar con sus fans del viejo continente en el mítico Estadio Bernabéu de Madrid, el 8 de junio. La fecha tiene entradas agotadas hace meses antes, otro hito inigualable para el joven músico.

Con tantos hitos, no parece casual que en la conferencia del jueves, cuando antes de retirarse le preguntaron qué sigue en su carrera, se le llenaron los ojos de lágrimas y confesó: “Cuando me pregunto que sigue ya no sé, me genera angustia y me da un poco de miedo quemar tantas etapas a los 27 años”.

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA