Home / Noticias / Cosquín Rock, la bestia mediterránea

Cosquín Rock, la bestia mediterránea

En la antesala de la cita en Santa María de Punilla, el productor del festival dio una entrevista y hablo de varios temas, la necesidad de sanar la herida del año pasado y las novedades de un clásico que se renueva. José Palazzo habla además de la fidelización del público, le pone el pecho a las puteadas por el Branca con Pepsi y revela su sueño “imposible” para el mito de las sierras.

Un recital de rocanrol del país. 6, 7 y 8 de febrero, en Córdoba.

Un recital de rocanrol del país. 6, 7 y 8 de febrero, en Córdoba.

Con cinco escenarios, la más completa grilla del rock nacional y The Wailers como el principal número internacional, el Cosquín Rock 2016 ya calienta motores para recibir a los feligreses de todos el país que se darán cita el sábado 6, domingo 7 y lunes 8 en Santa María de Punilla, Córdoba.

Ni la sangrienta crisis 2001; ni la onda expansiva de Cromañón lo frenaron. Avanzó y dejó postales para la posteridad. Pappo y Charly. Los comienzos en la Próspero Molina; el interregno en la Comuna San Roque. Dividos; Los Piojos; Fito Páez, Luis Alberto Spinetta; León Gieco y Andrés Calamaro. Las Pelotas; Molotov; Riff;Skay; Deep Purple, los uruguayos de La Vela Puerca y NTVG o Die Toten Hosen. Un envidiable palmarés y el desafío permanente de revalidar credenciales en el ya consolidado escenario del Aeródromo.

La organización del nuevo Cosquín comienza ni bien se apaga el último equipo de la edición anterior.

A menos de un mes del festival, ¿en qué instancia de los preparativos se encuentran?

Palazzo: Estamos trabajando en todo lo que es la parte operativa del armado, diagramar los planos ya en el lugar, con toda la logística ordenándose y esperamos tener tres jornadas muy importantes.

Hemos planeado un festival que es un proyecto global desde las 3 de la tarde hasta las 3 ó 4 de la madrugada, con mucha variedad. Estamos muy ansiosos y haciendo un esfuerzo grande para que la gente pueda disfrutarlo como nosotros lo pensamos.

Nos ponemos desde el punto de vista del público y vemos a Favio Posca, Agarrate Catalina, Fuerza Bruta, La Bomba de Tiempo, el estreno de la película…

Un montón de artistas nuevos y artistas consagrados en distintos horarios; sub-festivales dentro del festival como por ejemplo el “Bob Marley Day” con The Wailers a las 6 de la tarde.

¿Cómo surgió la apuesta por Catupecu Machu en una carpa acústica?

Es un cambio y la apuesta está dada en que va a tocar a las 6 de la tarde los tres días, con formato de teatro, con el espectáculo “Madera Microchip” que vienen haciendo. Lo hablé con Fernando (Ruiz Díaz) y al principio no caía, acostumbrado a la energía del principal, pero le dimos para adelante con esta propuesta.

Es un laburo que tiene costos muy grandes y el objetivo es que la gente pueda ir teniendo distintas sensaciones. Pasás por un lugar que están haciendo murales; seguís por otro donde están los de Fuerza Bruta volando; entrás a una carpa a ver bandas nuevas o ver el espectáculo que Favio Posca hizo especialmente para Cosquín, ya que este verano no tuvo temporada, Agarrate Catalina para quien nunca tuvo la posibilidad de ver murga; Casciari & Zambayonny, la Bizarren Fest: en suma, es una gran variedad.

¿Hasta qué punto influye en la diagramación el hecho de un público que busca algo más que ir a escuchar música?

El público tiene mucho que ver, se ha identificado con el festival, lo tomó como propio, lo quiere mucho. Le hemos metido mucha coherencia para eso. Es muy grande hoy y a nosotros nos supera en cuanto a lo que significa. Es buena la posibilidad que te da para trabajarlo en todas sus facetas, con alternativas.

Se fue logrando en esta variedad que mencionaba, el año pasado por ejemplo conRoberto Pettinato o Daniel Aráoz, este año que vuelva Favio Posca que se copó con un espectáculo específico para la ocasión.

¿Buscás una revancha personal por la tristeza que marcó el final de la edición 2015?, catástrofe climática mediante…

Fue muy triste porque nosotros estábamos en condiciones de hacerlo, pero la realidad es que lo que pasa fuera tiene influencia directa. No podíamos colapsar una ruta, meter 30 mil personas en un predio cuando a 50 kilómetros había 100 desaparecidos con una de las tormentas más grandes del siglo en las Sierras Chicas.

Todas las fuerzas vivas externas, afectadas indirectamente al festival: Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja, iban a tener que estar en los operativos e iba a ser inviable. El clima pese a que mejoró por la tarde, no se podía. Tenía que ver con todo lo que pasaba afuera. Fue una sensación horrible, después de 15 años tener que reprogramarlo, nunca había pasado, independientemente del daño económico que genera, fue una sensación de mierda, pero por otro lado también demostró la capacidad de reflejos de nuestro equipo de trabajo al tener que reprogramar sobre la marcha una jornada completa de un día para el otro.

Ojalá este año nos acompañe el clima, pese a que es algo que no podamos manejar, por el bien de la gente que es quien más lo sufre o disfruta, así se puede sacar provecho de toda esa variedad que desplegamos.

Fue muy difícil anímicamente superar ese desgaste, el clima es algo que uno no puede manejar, pero este festival no se puede hacer si no es al aire libre y gigante como es, como consuelo puedo decir que en 39 de las 40 ediciones del festival Astonbury llovió, es otro clima Inglaterra, pero..

Charly y Pappo compartieron escenario. Pasaron los consagrados. Te pudiste sacar el gusto de tener a Andrés Calamaro el año pasado, pero, ¿qué te queda en la columna del debe?

Siempre en esa columna está La Renga, además son amigos míos, estaría buenísimo que toquen en el festival…

Incluso han tocado en ese mismo lugar…

Sí, claro y también en San Roque, cinco días antes del Festival. Reitero, en el debe está La Renga, son íntimos amigos y sé perfectamente que no tocan en festivales, no lo hicieron nunca, pero siempre es mi sueño que toquen en Cosquín Rock.

Y también la vuelta de Divididos, algo que merece una charla aparte con ellos

Podrías poner como prenda de negociación que hace un par de meses estuvieron en el Festival de San Pedro…

Sí, de todos modos son muy reacios a festivales y es una realidad. El que es reacio al festival lo sufre. Hay una cosa que hemos ido logrando y es que a los que hemos ido invitando van contentos y de común acuerdo organizamos horas, días, etcétera. Sería bueno que el día que Divididos lo decida, podamos manejarlo de común acuerdo y con cordialidad. Ojalá.

Almafuerte estará en el escenario principal, precedido del reggae y sucedido por Salta la Banca, La Beriso y Ciro, ¿habrá que estar con los oídos bien abiertos con Iorio?

Fue un pedido de Ricardo, sabe que irá temprano, al atardecer, y sabe que está rodeado de artistas que no son de su palo. Pero le encantó la idea de tocar en el principal y él me lo planteó también. Va a haber reggae y va a haber rotación de la gente que estará viendo heavy en el escenario temático y se va acercar para Almafuerte. Creo que no va a ser agresivo respecto a sus antecesores o sucesores en el escenario, pero vamos a ver qué pasa…

Hay un gradual cambio en cuanto a ubicar números fuertes más temprano que de costumbre, ¿es necesidad de los artistas o buscan evitar agarrar a la tropa cansada al final de las maratónicas jornadas?

Es una pelea que hemos tenido con artistas para poderlo hacer. El Bob Marley Day por ejemplo con The Wailers y Pericos es muy temprano, entre las 5 y las 7;Estelares estará a las 5; Don Osvaldo a las 6; artistas muy fuertes, a las 6 y media Catupecu los tres días; a las 7 Posca, son artistas que captan mucha atención y habrá que ir temprano.

Para los platenses, un dato es que Guasones y Estelares compartirán escenario, hay poco antecedentes: ¿Casualidad de bolillero o premeditación?

Guasones viene con varias ediciones consecutivas y yo le propuse a Estelares en su regreso tocar temprano pero en un día con mucho público, me parece que va a estar buenísimo.

Además es una banda que le va muy bien en Córdoba…

Exactamente, son muy convocantes en la provincia y va a estar muy bueno, estoy seguro. Manuel Moretti y los suyos van a subir al escenario principal con un público rockero, una banda que suena re bien y tengo muchas expectativas ahí.

Si el sponsor principal es Branca, ¿Por qué está tan cara la bebida dentro del predio? Está claro que no es una ONG de beneficencia, pero un pequeño guiño al sediento público vendría bien…

Hay un por qué. Nosotros trabajamos con concesiones y le exigimos al tipo que se encarga de todo esto que cumpla con cuestiones fundamentales: mucha velocidad para atender, porque una de las cosas problemáticas que tuvo el festival durante muchos años, que tardabas horas para comprar algo. Entonces, hay que poner mucho personal y todos ellos tienen que estar dados de alta, con seguro, ART, capacitados.

La concesión entonces tiene que llevar a Santa María de Punilla unas 450 personas, llevar las estructuras con vallado, generadores para mantener el frío de las bebidas y alimentos. Todo eso tiene un costo que supera el costo común de la barra de un boliche. Hace que sea un 20 ó un 25 % más por llevar todo eso.

Con menos puestos de venta y una estructura chica, la gente tendría que esperar horas, sería más barato, sí. Sé que la gente putea por eso del precio y porque hay Pepsi con Branca. Pero la realidad es que cuando nos muestran los números es inviable hacerlo con menos estructura y todo ello desgraciadamente tiene un costo que no podría ser absorbido de otra manera que no sea trasladándolo al precio.

Es muy difícil de explicar y está bueno que vos lo plantees como un tema, pero yo debo hacer prevalecer la calidad de servicio, que es la que le exijo al tipo de la concesión para que no perdamos guita y la gente no tenga que hacer largas colas.

Este año hemos agregado muchos carros de comida y bebida, con variedades, que permiten comer y tomar más barato en diversos sectores del predio. En los festivales de todo el mundo es carísimo tomar y comer, en proporción, muchísimo más.

¿Hay lugar para alguna sorpresa dentro de la grilla?

Ya no. Este año tengo mucha cantidad de artistas y producción, mucho foco en que salga redondito. Le tenemos una fe bárbara al Cosquín Rock y hay para rato, siempre con puntos a resolver como la logística que nos lleva tiempo durante el año para optimizarlo y que sea rentable.

El año pasado fue deficitario económicamente por la reprogramación y por los costos altos, este año estamos en 40 palos y conseguir sponsors que nos ayuden a mantener el precio de las entradas se está haciendo cada vez más difícil. Muy contento porque se sumó Spotify que es el primer evento que auspicia en Latinoamérica, ellos se contactaron y pidieron sumarse.

Como actual manager, imposible no consultar sobre la actualidad de uno de los próceres del rock nacional: Charly García…

Se está recuperando de su operación de cadera. Sigue inquieto con la grabación de su nuevo disco, está grabando el material nuevo que son como quince canciones y terminando detalles de la película. Seguramente este año saldrá el disco y la película. Cuando él esté listo para para volver a los escenarios, física y anímicamente, seguramente va a estar tocando, pero él no para nunca de tocar ni de componer.

Va seguido al estudio, a los fans hay que decirles que no se impacienten pero tampoco generar una presión. Los que lo queremos podemos ocuparnos de su carrera sin necesidad de estar desesperados, está buenísimo acompañarlo en este proceso de grabaciones sin apuro y de energía creativa.

Las entradas para Cosquín Rock 2016 pueden adquirirse ($ 600 por día o 1550 el abono para los tres) a través del sistema TuEntrada y en distintos puntos de venta en el país.

Escrito por Marcelo Zilla,

FUENTE: AN DIGITAL

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA