Home / Noticias / Con todo bajo control La Renga hizo una fiesta en Jesús María

Con todo bajo control La Renga hizo una fiesta en Jesús María

Las 25 mil personas que cubrieron el estadio José Hernández para ver a La Renga en Jesús María disfrutaron anoche de un show de la emblemática banda que no pudo tocar en San Juan y trajo su fecha al tradicional espacio folklórico.

Todo debía comenzar a las 20, pero finalmente arrancó a las 21.30, por la gran cantidad de gente que no terminaba de entrar en el horario convenido.

Los fans llegaron desde temprano de todo el país: muchos de Buenos Aires, pero la mayoría del interior, San Juan, Rosario, Catamarca, La Pampa y Jujuy, entre los lugares principales.

Como ya es tradición en estos eventos, hubo comida en las calles, asados improvisados, muchas banderas, frases que hablaban sobre la pasión por la banda, y camaradería a pleno.

Los comerciantes estaban exultantes: no sólo no se registraron incidentes, sino que la experiencia fue muy provechosa para ellos, por la cantidad de visitantes y las ventas.

Desde Córdoba, el tránsito por la ruta fue lento pero fluido y hubo que pasar por diferentes controles antes de llegar al campo: Gendarmería, Antinarcóticos, Policía y Caminera. Se pedía a la gente que abriera los autos para mostrar qué llevaban.

El operativo de seguridad fue inédito: varios cordones, una gran cantidad de agentes de todas las fuerzas y nulas posibilidades de ingresar a los alrededores sin la entrada en mano.

A 200 metros del anfiteatro ya no se podía acceder sin entrada: hubo un solo ingreso muy grande, pero muchas salidas para descongestionar el lugar más rápido.

Con respecto a la cuestión sanitaria, había una gran cantidad de puestos y ambulancias dispuestas para cualquier emergencia, que por suerte estuvieron de adorno.

Salvo algún que otro pasado de alcohol, no se registraron problemas ni hubo que lamentar ningún herido.

Al promediar el show, al cierre de esta edición, todo transcurría con normalidad, según lo planificado por las autoridades de seguridad. Después de los incidentes en el recital del Indio Solari en Olavarría, nadie quiso tomar ningún riesgo. Todo estuvo ultracontrolado.

La banda arrancó con los temas de su nuevo disco, y luego siguió con algunos clásicos como Pánic Show, del disco La esquina del Infinito. Se aguardaban los hits de siempre para el final.

“Chizzo” Nápoli agradeció al público que llegó a Córdoba, antes de arrancar con el primer tema del grupo que está cerca de cumplir 30 años de trayectoria: “Tenemos una amistad desde que éramos adolescentes. Es inexplicable, no nos hacemos tantas preguntas. La cosa sigue para adelante y vamos. Nos sentimos distendidos”, dijo antes del recital.

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA