Home / Noticias / Charly García: A 20 años del salto al vacío desde un piso 9

Charly García: A 20 años del salto al vacío desde un piso 9

“Lo hice muchas veces. Me gusta tirarme. Primero sentí un vació y después el agua mojada“. Esas fueron las primeras palabras de Charly García al grupo de periodistas que fueron testigos de salto que quedó en la historia. Fueron tres segundos de caída libre. Desde el noveno piso a la piscina del hotel Aconcagua, ubicado en el centro de Mendoza.

Ese 3 de marzo de 2000, varios periodistas se encontraban en el lugar para cubrir una conferencia de prensa que tenía que dar el ministro de Trabajo de la Alianza, Alberto Flamarique. También un grupo de fans hacían guardia en la puerta del hotel para conseguir un autógrafo. No eran tiempos de celulares.

Fueron días muy movidos para el artista. Charly García había llegado a Mendoza unos días antes, para actuar en el estadio Malvinas Argentinas. Un show con importantes invitados como Mercedes Sosa. Al terminar el show, el rockero, más algunos de sus colaboradores, fueron a cenar a un boliche.

Fernando Szereszevsky, mano derecha del rockero por aquellos días, contó en una entrevista con el programa “Perros de la calle” cómo nació la idea del salto. “Una mujer se acercó para pedirle una foto. Yo me acerqué y le conté que estaba comiendo y que después iba a acceder sin ningún problema. Horas después, ya de madrugada, la mujer apareció y le partió un vaso en la cabeza a García“. El fuerte golpe le provocó un pequeño corte que curaron una vez de regreso en el hotel.

Vista desde la terraza de la pileta en el hotel mendozino (Foto: DYN).
Vista desde la terraza de la pileta en el hotel mendozino (Foto: DYN).

Todos trataron de dormir luego de ese episodio desafortunado. Pero fue imposible. En las primeras horas de la mañana la policía llegó al lugar para llevar al músico a declarar. La mujer había presentado una denuncia. Szereszevsky trató de explicarle a la gente de seguridad que fue ella quien lo agredió. La charla entre el músico y los agentes fue tomando temperatura y duró varias horas. Hasta el jefe de la Policía de Mendoza llegó al hotel para llevarlo.

“Charly me pidió que llame a su abogado Carlos, pero ese no era su nombre. En realidad quería que llamara a Carlos Menem. Después de varios llamados lo pude ubicar. Estaba jugando al golf en Ascochinga. Se lo pasé, El expresidente le pidió que vaya a declarar y que se tomara el primer avión a Buenos Aires”, relató Szereszevsky. Los policías se sorprendieron. Habían llamado a Menem.

García aceptó y se presentó ante la Justicia para completar algunos papeles. Lo pasaron de oficina en oficina. El músico terminó delante de un policía grandote, que lo miró mal. “Charly se paró y se tiró encima. Le gritó que era un pobre policía de Mendoza. ‘Mirame las manos, yo soy Charly García“, recordó el asistente del artista. Durante el viaje de regreso al hotel, repitió la misma frase: “Yo no soy igual que vos, soy Charly“,

El músico pasó a la noche. “A la mañana siguiente, estábamos sentados en el balcón que daba a la pileta. Charly empieza a dar vueltas por la habitación, corriendo de un lado para el otro, hasta que agarró un muñeco inflable y lo tiró por la ventana. Nos dijo que era para medir el viento”, recordó Fernando Szereszevsky a La Viola, 20 años después.

“No fue predeterminado. Nunca nos dijo nada. Estábamos con una situación difícil, con un problema judicial, que terminó unas horas antes declarando en los Tribunales de Mendoza y con varias horas sin dormir. En un momento pasó por el balcón y se tiró”, agregó todavía sorprendido.

“Lo primero que dije fue ‘se mató‘. Un asistente que estaba también en la habitación respondió: “Y sí, se mato”. Fuimos al borde del balcón y lo vimos nadando. Me puse a llorar, bajé corriendo los siete pisos por la escalera. Yo estaba con taquicardia. Lo primero que hice fue agarrarle la cara y preguntarle: ‘¿Qué hiciste? Él me respondió: “Decile al policía de Mendoza que si es igual a mí, que se tire del noveno piso“, concluyó Fernando conmovido.

Bebe Contepomi también fue testigo de ese momento intenso: “Hablábamos con Charly para dar una nota con todo lo que había pasado ‘¿ Vos tenés a tu camarógrafo? Decile que vaya en frente y que filme la ventana. Le habían regalado unos osos de peluche que se pasó tirando como prueba. Y en un momento se tiró. Lo primero que dijimos fue, ‘se mató charly’. Salimos a ver por el balcón y lo vimos en la pileta”.

Fuente: tn.com.ar

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA