Home / Noticias / Bizarrap: “Hoy estoy trabajando en cosas que parecían inalcanzables”

Bizarrap: “Hoy estoy trabajando en cosas que parecían inalcanzables”

El productor musical y creador de las Freestyle y Music Sessions es el nuevo invitado de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

Gonzalo Conde, más conocido como Bizarrap, es el invitado para la edición de Caja Negra de esta semana. El creador de las Freestyle y Music Sessions habló en el ciclo de entrevistas de Filo.news conducido por Julio Leiva.

Sobre el presente de su carrera, el productor musical reveló: “Hace un año había cosas que parecían inalcanzables y hoy estoy trabajando en cosas que eran inalcanzables. Uno nunca sabe qué pasará”.

“Ni a palos me imaginé esto que pasa, no iba por ese camino al principio. Fue como que las cosas se fueron dando de esta manera. Lo de las ‘music sessions’ me cambió todo, la forma de verme a mí, de ver la industria, la forma en que la gente me vio, el público y los artistas, fue un cambio increíble. Fue un momento, una idea que te cae en un momento y la llevás a cabo y sucede”, reconoció.

Su primer recuerdo de la música es en su casa: “Mi viejo ponía un montón de música, todas las cosas como Radiohead, PJ Harvey, cosas que a mí me marcaron. Cuando descubrí lo que es la producción musical, me acuerdo que escuchaba producciones de música electrónica y no entendía. Yo pensaba que la música se hacía tocando con todos tipos tocando al mismo tiempo y se grababa”.

“Cuando apareció Skrillex me puse a investigar sobre música electrónica y me bajé el FL Studio que es para producir. Al principio me lo bajé y me dije qué es esto y lo borré, lo eliminé de mi computadora. Tenía 13 años. Después de unos meses me dije que eso estaba bueno, investigué un poco más y le empecé a meter como hobby”, recordó sobre sus comienzos. Y lo que empezó como hobby, cambió: “Hace dos años me dije que podía dedicarme a esto de verdad”.

Reconoce que le gusta estudiar y que después del colegio estuvo en la universidad hasta que “explotó todo” hace un año. “Estudié piano con una profesora increíble, Juli. Le  dije que no me interesaba tanto tocar y que estaba aprendiendo a producir, tendría 15 o 16 años, y quería saber de teoría musical”.

Considera que los “combos locos” nació en un momento de iluminación: “Había explotado el Quinto Escalón (diciembre de 2016) con la batalla de Replik contra Trueno, millones de visita. Yo venía hace más tiempo rapeando con amigos en la plaza. En 2015 y 2016 estaba más con la electrónica y cuando El Quinto se vuelve más masivo, vuelvo a ver las batallas como un fan más”. Pero no se quedó en el molde de fan: “Me pareció piola hacer un remix de una rima. Un amigo me dijo que estaba increíble y pensé que tenía que hacer un video de eso relacionado a la batalla. Lo hice, pero quedaba muy vacío. Me acordé lo que hacía Marito Barakus con los combos locos y me inspiré en esa idea: una recopilación de cosas graciosas o interesantes más los remix”.

“Era un remix dentro de un remix. Lo subo, me fui de vacaciones, y vuelvo a las dos semanas y tenía como 10 mil suscriptores. Los raperos del Quinto me hablaban y me decían que era increíble”, recordó sobre el gran momento.

“Me acuerdo el momento exacto en que me cayó la idea de las sessions. La idea no era hacer un ciclo de sesiones, que vengan muchos artistas, nada de eso. Estaba en el estudio de un amigo mío y estaba Kódigo grabando y le dije que tenía que grabar un freestyle para la gente porque todo el mundo ama sus freestyles. Yo lo quería grabar en ese estudio, con el iphone, grabarlo y subirlo a YouTube, en mi canal tenía 500 mil suscriptores. Lo convencí un poco, cedió y dije de hacerlo en mi cuarto, en mi ‘estudio’. No sabía ni cómo grabarlo, yo pensaba ‘si estoy solo, ¿cómo hago para grabarlo?’. Conocía un chico, de Ramos, del barrio, que sacaba fotos, y le pedí que me acompañe con la cámara y unas luces. Vino con un foco y salió la primera. Kódigo accedió a venir, subo eso, todo el mundo quería escuchar un free de él y un montón de visitas y me hablaron varios, Lit, Ecko, Sony. Y así salieron esas sessions. Increíble”, contó sobre uno de sus grandes éxitos en la industria musical.

Otro de los exponentes con los que tiene una gran relación es Trueno: “Nos llevábamos bien desde hacía mucho, desde los combos locos, usaba mucho su imagen. En ese momento yo decía qué picante que está Trueno en la FMS, está rompiendo todo y lo invité a hacer un freestyle. Viene, le pongo el beat y tira un freestyle muy bueno y le dije: ‘Está bueno, me parece que va’. Y él me pidió tirar uno más y tira este que salió. La gente decía es escrito, no puede ser tan bueno, pero si te muestro el freestyle anterior que había tirado no decía nada que ver con el siguiente y estaba para subirlo también. Yo si estoy seguro de algo, estoy seguro, confío bastante en mi criterio, es una realidad, si tengo que insistir y romper lo huevos, lo hago”.

“Fui a un test vocacional con un psicólogo, Gustavo, y me dice al final, después de seis sesiones que tuvimos, que el resultado daba dos cosas: o estudiás marketing o producción musical. Y era 2016, había poca gente en el rap que vivía de la música, gente consolidada. Y le dije que no sabía qué hacer y me llevó a la terraza donde tenía un cuarto aparte con un estudio de grabación y me dijo: ‘Todos los viernes ensayo con mi banda desde que tengo 20 años. Si hacés algo que te gusta, nunca lo dejes porque te tiene que acompañar toda tu vida. Te recomiendo que estudies marketing porque en el peor de los casos te ayudará en tu música'”, recordó el “mensaje increíble de seguir haciendo lo que amás y dedicarte a otra cosa que genere ingresos”. “Después termino siendo todo lo contrario”, concluyó sobre sus estudios.

Sobre Nicki Nicole, aclaró: “No fui su descubridor. La rompe toda y cualquier persona que escuche ‘Wapo Traketero’ me decía ‘está buenísimo’. Lo que sí vi es que tenía actitud pero le faltaba promo. Le di la promo en ese momento, pero que también fue para mi porque fue la primera chica en mi canal, fue todo un acontecimiento y nos hizo explotar a ambos”.

Muchos le sugieren que se vaya a un estudio más grande y ante eso responde: “Lo importante es el mensaje que estoy tratando de dar yo, porque si lo hago en un estudio recontra zarpado, no se va a sentir identificado el pibe 15 años que fui yo alguna vez. Me veo reflejado en eso y quiero que ellos se vean reflejados en mí. Quiero que tengan algo en qué basarse y que vean que desde tu propio cuarto podés hacer varios temas de 100 millones sin ningún tipo de pauta ni que te banque nadie”.

“El trap no es mi estilo de vida, estoy muy alejado de eso. En Argentina depende de el punto de vista, da varios mensajes: el malo, lo superficial, la guita, la droga, todo eso es el mal mensaje. También muestra que hoy en día llegás a cualquier país desde acá, podés colaborar, tener fanáticos en todos lados. El mensaje es que cualquiera, siendo un pibe de barrio, puede llegar a otro lado, ese mensaje está un poco más oculto, hay que pensar más, pero es el mensaje que está dando el trap”.

¿La clave? “Es fundamental tener objetivos claros como estrategia global y objetivos para ir cumpliendo tu misión. Lo que pienso es ir haciendo música, ir adaptándome, imponiendo cosas nuevas, eso creo que va a ser fundamental para seguir creciendo y mantenernos, porque no todos se van a poder mantener, eso está claro”, cerró.

Hacia el final de la entrevista se abre la caja. Comienza un  desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

Fuente: Filo

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA