Home / Noticias / A cinco años de la muerte de Gustavo Cerati, su legado se mantiene intacto

A cinco años de la muerte de Gustavo Cerati, su legado se mantiene intacto

“Gustavo Cerati falleció en horas de la mañana como consecuencia de un paro cardiorespiratorio que no pudimos revertir. Se mantuvo estable durante todo este tiempo. Así se dio. Quiero simplemente desearles a ustedes nuestro agradecimiento, nuestros respetos a la familia”, informó el director de Alcla (clínica de rehabilitación integral), Gustavo Barbalace, en una improvisada conferencia de prensa, rodeado de micrófonos, en la puerta de la clínica. Todo se transformó en dolor.

Cerati estuvo internado más de cuatro años, luego de sufrir un ACV. El músico, de 55 años, presentaba un “extenso daño cerebral en el hemisferio cerebral izquierdo, daño del tronco cerebral secundario a hipertensión indocraneana”, según confirmó la dirección del Instituto Fleni, donde estuvo internado desde su regreso de Venezuela.

El 16 de mayo de 2010, cuando el músico terminó su show en Caracas, se desvaneció en su camarín. Sus músicos y equipo de trabajo pensaron que se trataba de un problema de presión, pero los médicos del sanatorio caraqueño La Trinidad informaron que había sufrido un infarto cerebral por obstrucción de la arteria carótida interna izquierda.

Un tiempo después fue trasladado al país, a Alcla, la clínica de Belgrano, donde permaneció en estado inconsciente, asistido por un respirador artificial y con antibióticos por una infección respiratoria que se complicó en los últimos días.

Sus restos fueron velados en la Legislatura porteña. Una multitud desfiló por el lugar para despedirlo. Hubo alrededor de 15 cuadras de cola. “Un artista extraordinario”, “Un cantante único”, “Siempre estará con sus letras”, “Un poeta mágico, que transmitía eso que nadie más va a poder”, fueron las palabras que eligieron algunos de ellos a la hora de definir su obra.

La carrera del ídolo

Gustavo Cerati había nacido en Barracas, el 11 de agosto de 1959. Su carrera profesional arrancó con Soda Stereo, en 1982, pero ya a los 9 años empezó con las clases de guitarra y a darle vida a sus primeras composiciones. En la adolescencia participó en distintos grupos under, donde demostró su versatilidad tocando distintos estilos.

Junto a Zeta Bosio y Charly Alberti le dieron vida a uno de los grupo fundamental del rock nacional. Esas primeras canciones remitían a la new wave y tenían a The Police como máxima figura. Con la producción de Federico Moura, la banda hizo bailar con “¿Por qué no puedo ser del Jet-Set?”, “Sobredosis de TV”, “Te hacen falta vitaminas“y “Dietético”, entre otras. También, el cuidado look del grupo, provocó un impacto en sus seguidores. Los “raros peinados nuevos” como inmortalizó Charly García en una de sus canciones.

Con el segundo disco Nada personal, Soda mostró un crecimiento en la composición de los temas y un trabajo más intensivo en el estudio de grabación. “Juegos de seducción“, “Cuando pase el temblor“, “Danza rota”, y el tema que le da nombre al álbum determinaron el nuevo rumbo de la banda.

Signos, el siguiente trabajo, los llevó a la conquista de América latina. Un momento de maduración para el trío. Con himnos como “Prófugos” o “Persiana americana“, algunas de las canciones, alimentó al nuevo rock latino. Doble vida, con la producción de Carlos Alomar y grabado en Nueva York, se impuso con un sonido más funky. “Lo que sangra (La cúpula)“, “En la ciudad de la furia” o “Picnic en el 4°B” le dieron un pulso más sanguíneo y bailable. También tiene un costado romántico, en hermosas piezas como “Terapia de amor intensiva” o “Corazón delator”.

Soda Stereo se caracterizó por arriesgarse e ir un paso más allá en cada producción. De jugársela con la producción sin dejar ningún detalle al azar. Esto quedó en claro en el quinto trabajo Canción animal: un regreso al rock valvular, al nacimiento del género en la Argentina, a fines de los ’60 y principios de los ’70. La impronta de bandas como Pescado Rabioso o Vox Dei influyeron a esas canciones de fines de década. “De música ligera”, incluido en el disco, se transformó en su gran himno. Dynamo inauguró los ’90; una etapa sónica, con guitarras filosas, bajo marcado, y batería machacante. “Primavera 0” o “En remolinos” fueron dos de los temas que sintetizaron este nuevo mundo musical. El cierre discográfico de estudio de Soda llegó con Sueño Stereo (1995) con el corte “Ella uso mi cabeza como revolver“.

A principios de los ’90, Cerati publicó junto a Daniel Melero el disco Colores santos, una experiencia por afuera de la popular banda. Esa inquietud solista siguió con el debut de Amor amarillo. Luego llegarían BocanadaSiempre es hoy, Ahí vamos y Fuerza natural. La inquietud de Gustavo lo llevó a colaborar en otros proyectos con distintos artistas.

El legado de Cerati

A cinco años de su muerte, las canciones siguen sonando. El paso de los años no fue un impedimento. Todo lo contrario, marcó a muchos jóvenes que no tuvieron la posibilidad de verlo en vivo. Las plataformas de streaming se transformaron en un puente perfecto para descubrirlas. El músico tiene más de 2.6 millones de oyentes mensuales en Spotify. Sus canciones más escuchadas son “Crimen“, “Adiós”, “Puente”, “Deja vu” y “Cactus”.

En el caso de Soda Stereo, las más escuchadas en Spotify son: “Persiana americana“, “De música ligera”, “Cuando pase el temblor”, “Trátame suavemente” y “Nada personal”.

Richard Coleman, quien fue por un tiempo un cuarto Soda y que estuvo en los dos últimos discos de Cerati, marcó la importancia de la obra del artista. “Me es difícil recordarlo desde lo personal. Lo siento como la pérdida de un amigo. Como artista dejó una vara con la cual uno podía representar varias cosas, en especial la dirección y la altura del hecho artístico en que se transformó el rock con el tiempo. El nivel de excelencia que manejaba, su constante búsqueda artística, ya el tenerlo en actividad generaba una necesidad de estar a un nivel más alto. Me sentía feliz cada vez que sacaba un disco”, le contó el guitarrista y cantante a La Viola.

Como conclusión, el músico agregó: “Para nosotros, él era una carta importante dentro de la industria ya que exigía calidad. Al faltar Gustavo ese producto de calidad no está más. Quedó ahí. Por eso sigue saliendo material de su carrera”.

Fuente: tn..com.ar

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA