Home / Noticias / A 20 años de Momo Sampler, el último disco de Los Redondos

A 20 años de Momo Sampler, el último disco de Los Redondos

El 17 de noviembre del 2000 se lanzaba Momo Sampler, el último álbum de los Redondos. Mario Breuer, relata cómo fue ser parte de un disco plagado de caos.

El Ingeniero de sonido y productor Mario Breuer fue el encargado de mezclar Momo Sampler, el último álbum de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, instalado en Nueva York durante más de seis semanas. Veinte años después, nos cuenta cómo fue vivir el principio del fin.

Momo Sampler es el noveno y último álbum de estudio de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Sigue la línea de su antecesor, Último Bondi a Finisterre (1998), en donde la banda buscaba nuevos sonidos, con una fuerte influencia electrónica, y en donde también se registran vestigios de música celta, cuerdas y ritmos que recuerdan a las murgas. Fueron lanzados tres sencillos para promocionarlo, de los cuales se destaca “Una Piba Con la Remera de Greenpeace”.

“Lo primero que recuerdo son las larguísimas horas de trabajo, hubo temas que me llevaron cuatro días. Y se me viene a la cabeza esa sensación de no encontrar respuestas claras en las propuestas de trabajo”, arranca recordando Mario Breuer, acerca de lo que fue la mezcla de Momo Sampler, el último disco de los Redondos.

“Nosotros llevábamos las mezclas que hacíamos con Eduardo Herrera y se las mostrábamos. Edu había sido el encargado de grabar todo y yo estaba encargado de mezclar. Habíamos viajado juntos a Estados Unidos para este proceso. Cada noche, volvíamos al departamento y se lo mostrábamos a Skay y al Indio. Ellos nunca fueron al estudio. Había una disociación entre los artistas y el trabajo que estábamos haciendo los técnicos”, declara Breuer sobre esta dupla que ya empezaba a dar indicios de que el fin de la banda más importante de Argentina, se estaba acercando.

“En este disco fue muy incómodo trabajar con ellos. Tanto Skay como el Indio no venían al estudio. Estuvimos casi seis semanas en Nueva York para mezclar el disco y no creo que hayan venido mas de una o dos veces cada uno”. Durante el proceso de grabación, el cual había durado 16 meses y en el que Eduardo Herrera estuvo a cargo, “yo pasaba cada dos meses por LuzbolaHernán Aramberri hacía el trabajo de edición y de poner todo a tempo”, relata Mario.

Momo Sampler fue grabado en el estudio del Indio Solari y el Mastering lo hizo Greg Calbi en Sterling Sound NY. Interpretado mayormente por el Indio y Skay Beilinson, el resto de la banda participó mínimamente.

El tema favorito de Mario es “Pool, Averna y Papusa”. “Lo mezclé solo. Fue un día que, cansado de algunas actitudes, decidí ir al estudio y hacerlo. Fue el único que quedó listo en una sola sesión. Todos los demás necesitaron ajustes y retoques. Otro tema que me gusta mucho es Templo de Momo”, dispara el Ingeniero de sonido.

Durante la etapa de producción de Momo Sampler, hubo varios indicios de que la banda liderada por el Indio y Skay, estaba pasando por una situación límite, y el tema de las participaciones en el disco, parece ser hoy uno de los más claros. “La maldita ficha técnica. No sé qué pasó, ni si fue intencional. A nosotros nos dijeron que fue un accidente pero me cuesta creer que a Skay, a la Negra Poli y al Indio se les escape un detalle así”. El disco salió a la calle sin ficha técnica, es decir, no se publicó de manera oficial el staff que había trabajado en Momo Sampler.

“Igualmente, tengo la sospecha de que los fanáticos saben quién grabó, quién mezcló. La crisis de falta de información empieza y termina con la cabeza de Patricio Rey. Supongo que habrá sido parte del caos que implica separar una banda que tiene el pogo más grande del mundo, supongo que habrá habido algún tipo de intencionalidad”.

Momo Sampler nace en una época de transición en lo que se refiere a los formatos de grabación. Se terminó realizando en el MDM (Modular Digital Multitrack, en español, Multipista digital modular), más específicamente en DA-88. “Muchas cosas se pasaban a un Sampler Akai y de ahí a una computadora donde se editaba y de ahí pasaba al DA-88 y con eso a Nueva York. Este disco se grabó y se intervenido íntegramente en formato digital. El último disco que hice para los Redondos en formato analógico, fue Luzbelito”, detalla Mario, quien este año trabajó con muchos artistas emergentes como lo es el mendocino José Lucano, “un solista muy interesante”. “También de Mendoza, estuve trabajando con Alejo y Valentín, que son para mí la revelación de la música argentina, creo que en el 2021 se van a hacer bestialmente conocidos”, confiesa.

Para Mario Breuer, Momo Sampler se define como “el pez por la boca muere”. “Hay una frase que dice -uno se separa de una persona por las mismas razones por las que se enamoró-, creo que a ellos les paso lo mismo. Fue una banda que creció por tener un personaje tremendamente carismático, pero que también es un artista muy limitado en su capacidad vocal, reconocido por él mismo. Lo que empujó a los Redondos no ha sido la música, sino la presencia del Indio”, reconoce Mario. “De casualidad, también tenían el mejor guitarrista de rock del país”, completa.

El álbum fue presentado en el Estadio Centenario de MontevideoUruguay los días 22 y 23 de abril de 2001. En agosto, Los Redondos darían su última aparición en vivo en el estadio Chateau Carreras de Córdoba.

Fuente: Infocielo Rock Bonaerense

link

QUE TE PARECIÓ LA NOTICIA